Evaluación de las Áreas Protegidas

El propósito de la publicación creada por la Red Europarc es servir de herramienta a los gestores y profesionales implicados en la evaluación de la gestión de las áreas protegidas.

1. La evaluación de la gestión de los espacios naturales protegidos.

1.1. ¿Por qué evaluar la gestión?

Porque medimos el grado en que se han alcanzado objetivos establecidos de antemano y por los que se ha creado un espacio protegido.

Dentro de la evaluación se debería matizar si se evalúa la:

  • Eficacia: la gestión ha alcanzado los objetivos.
  • Eficiencia: cuando se hace también referencia al coste asumido para ello.
  • Efectividad: término que proponen algunos autores para englobar la eficacia y la eficiencia.

La evaluación de la gestión es un instrumento de adaptación continua de la propia gestión, ante cambios de cualquier tipo (ecológicos, sociales, económicos, políticos, etc.) que permiten mejorar la eficacia de la propia gestión. Además necesita estar documentada, mediante memorias de gestión, para satisfacer los objetivos de la misma.

1.2. ¿Cómo evaluar la gestión?

El primer requisito es la disponibilidad de información básica de los diferentes ámbitos de evaluación. Después, se debe procesar esa información para poder ser comparable y tome sentido para la gestión.

Esta materia es incipiente, surgiendo de forma paralela un alto número de propuestas metodológicas para la evaluación de las áreas protegidas, solo en Europa han sido 40 experiencias.

La elección de un método vendrá determinada por aspectos como:

  • El contexto legal y los sistemas de gobernanza.
  • Los destinatarios. Muy importante por el lenguaje a utilizar.
  • La entidad evaluadora.
  • El compromiso. Si la evaluación es voluntaria o es una exigencia legal.
  • La disponibilidad de información (y si es cuantitativa o cualitativa).
  • Los medios disponibles.

En todo caso será necesario recurrir a indicadores (cuantitativos o cualitativos) para poder valorar los diferentes ámbitos de la gestión y que éstos tengan un umbral o comparado que aporte un significado para el gestor.

1.3. ¿Qué evaluar?

La evaluación de las áreas protegidas comprende aspectos muy diversos (económicos, ecológicos, etc.) y, por lo tanto, precisa de enfoques también diversos.

Se necesita un marco conceptual que integre los puntos de vista desde los que puede ser abordada la evaluación de la gestión. La UICN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza) propone un marco de referencia y discrimina entre varios ámbitos.

Ámbitos en los que debe descomponerse la evaluación:

  • Diseño (del espacio protegido)
  • Instrumentos legales (plan director)
  • Contexto institucional.
  • Proceso de gestión.
  • Medios.
  • Acciones.
  • Resultados: productos y servicios.
  • Logro de objetivos.

Las memorias deben estar estructuradas de forma que recojan la información básica de cada uno de estos ámbitos.

2. Las memorias de gestión como herramienta para la evaluación.

2.1. Utilidad de las memorias de gestión.

La evaluación de la gestión implica:

  • La recopilación de datos.
  • El uso de los datos para emitir juicio.
  • La toma de decisiones respecto a los estándares establecidos.

La utilidad de las memorias de gestión es vital:

  • Favorece la comunicación interna, al vincular funciones diferencias (y aisladas) en un mismo documento.
  • Detecta riesgos futuros, al identificar puntos conflictivos.
  • Comunica con la sociedad los esfuerzos dedicados a la conservación de los espacios protegidos. Además aporta transparencia a la gestión pública.
  • Mantiene canales de comunicación de calidad.

2.2. Las memorias de gestión en las áreas protegidas del Estado español.

Todos los parques nacionales la redactan, pero solo el 65% de los parques naturales.

Objetivos y utilidad de las memorias.

El objetivo prioritario de las memorias es explicar la gestión a los miembros de los órganos consultivos.

Pero también está el objetivo de reunir en un documento toda la información relevante de la gestión realizada, de gran importancia para los gestores del espacio.

Difusión y destinatarios.

La difusión es limitada, al ser la mayoría de memorias de obligado cumplimiento y destinadas a la junta rectora o patronato (para rendir cuentas, documento de uso interno 74%).

Contenido.

Es difícil comparar entre espacios protegidos pues cada administración o espacio opta por modelos diferentes.

Los contenidos más habituales de las memorias se agrupan en:

  • Descripción del espacio. Poco relevante para la evaluación de la gestión.
  • Descripción de los órganos rectores.
  • Actuaciones de gestión. Listado de los proyectos y/o obras realizadas, no siempre de las inversiones ni resultados. Hay variabilidad en la clasificación de estas actuaciones.
  • Recursos humanos y materiales.
  • Resumen presupuestario. Más enfocado a la inversión en actuaciones que en gastos de personal, subvenciones, etc.
  • Gestión preventiva. Apenas suele incluirse los esfuerzos dedicados a la conservación que no lleven inversión económica.

Acceso a la información.

La accesibilidad a las fuentes de información básica es un factor limitante en la redacción de las memorias anuales.

Utilidad para la evaluación.

Las memorias tienen como principal función rendir cuentas ante la junta rectora recogiendo las actividades e inversiones realizadas. De manera que no se suelen emplear como herramienta de evaluación de la gestión.

2.3. Un marco integrador para la elaboración de memorias de gestión.

Debería ser adoptado como referencia el marco propuesto por la UICN basado en los siguientes ámbitos de evaluación.

a. Diseño

Evaluar la adecuación del diseño de las áreas protegidas en cuanto a criterios como extensión, distribución o representatividad, entre otros.

Ejemplo: si los objetivos son de alcanzar un porcentaje determinado de superficie protegida en cierta región y si están representados todos los ecosistemas.

Los estudios de representatividad y completitud (estudios de identificación de áreas) son vitales para la toma de decisiones a nivel político a la hora de asignar recursos y designar áreas a proteger.

b. Contexto legal e institucional

Un marco normativo que respalde la gestión de las áreas protegidas asegura una mayor eficacia.

Se debe coordinar las políticas de gestión ya que sobre un mismo territorio pueden coexistir diferentes figuras de protección de la naturaleza: ámbito local, autonómico, nacional, europeo e internacional. Además de figuras derivadas de la legislación sectorial (ej: reservas de caza). Cada figura involucra diferentes agentes e implica objetivos distintos.

Las memorias de gestión deben mencionar todas las figuras de protección con rango legal.

Los documentos de planificación permitirán objetivos y prioridades y programar las actuaciones a medio plazo, serán aprobados normativamente y deberán estar recogidos en las memorias de gestión:

  • El PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) es el instrumento básico de planificación en los parques españoles.
  • El PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) es el documento de ámbito superior.
  • Puede existir un plan director para espacios individuales así como planes sectoriales.

Las memorias de gestión también deberán recoger los planes no aprobados normativamente pero que se emplean para orientar la gestión.

c. Proceso de gestión

Calidad del proceso de gestión: conocer y valorar el desarrollo de las acciones, cómo se toman las decisiones, si se sigue un protocolo.

Los certificados de calidad de gestión más comunes en los espacios naturales protegidos, y que deben mencionarse en las memorias, son:

  • Sistemas internacionales de certificación ambiental, usados para la gestión administrativa: ISO 9001, ISO 14001 y EMAS.
  • Certificados de calidad de ámbito forestal: FCS y PEFCS.
  • Sistemas de calidad turística, para el ámbito del uso público: Q de calidad.

d. Medios

Para alcanzar los objetivos se necesitan recursos adecuados y esto también se debe evaluar e incluir en las memorias.

  • Medios humanos, indicador básico de los esfuerzos dedicados a la gestión.
  • Medios económicos. El presupuesto total es la variable más sencilla para evaluar los medios económicos. El presupuesto se debe desglosar en capítulos (según tipo de gastos) o por área de gestión.

e. Acciones y resultados

Se obtienen resultados en forma de actuaciones sobre el terreno y servicios a la población local y a los visitantes. Es necesario un registro de acciones e indicadores de seguimiento y evaluación de los resultados.

Las actuaciones de gestión pueden agruparse en áreas:

  • Funcionamiento básico.
  • Control administrativo.
  • Conservación del medio natural.
  • Conservación del patrimonio natural.
  • Conservación del patrimonio cultural.
  • Gestión del uso público.
  • Desarrollo socioeconómico y mejora de la calidad de vida.
  • Infraestructuras de apoyo a la gestión.
  • Mejora de conocimiento (colaboración con Centros de Investigación).
  • Educación ambiental.
  • Participación. Órganos de participación reglada, foros, voluntariado, etc.
  • Comunicación o divulgación de acciones y logros.

Las memorias deben incluir las acciones clasificadas por área de gestión y los resultados.

f. Logro de Objetivos

Uno de los principales retos de la evaluación de la gestión es la de analizar el grado de cumplimiento de los objetivos de las áreas protegidas.

Pero existen dificultades para llegar a conclusiones sobre este logro:

  • Definición de objetivos de manera muy general. Es difícil acotar términos.
  • Dificultad de encontrar resultados basados en evidencias científicas.
  • Dificultad de determinar la causa resultados-gestión.
  • Dependencia de procesos regionales o globales que escapan de la capacidad de gestión de los responsables. (Ej: calidad de las aguas)

Para la evaluación del logro de objetivos se debe:

  1. Identificar la escala del análisis: local, regional, …
  2. Identificar objetos de conservación, procesos clave y amenazas.
  3. Identificar los objetivos de gestión para para esos objetos.
  4. Diseñar un plan de seguimiento basado en indicadores.
  5. Evaluar el logro según esos indicadores.

Modelo de memoria anual de gestión

La memoria anual de gestión debe seguir el siguiente esquema:

  • DATOS GENERALES
  • RECURSOS PARA LA GESTIÓN
    • Recursos humanos
    • Recursos materiales y equipamientos
    • Resumen presupuestario
  • ACTUACIONES DE GESTIÓN Y RESULTADOS
    • Funcionamiento básico
    • Control administrativo
    • Gestión proactiva
    • Otros aspectos
  • LOGRO DE OBJETIVOS

Datos generales

De forma esquemática o en tabla se debe incluir:

  1. Marco legal y figuras de protección.
  2. Estructura administrativa, organigrama.
  3. Descripción del espacio protegido.
  4. Estado de la planificación (PORN, PRUG, …)
  5. Objetivos de la gestión.
  6. Cartografía, límites del espacio.
  7. Zonificación.
  8. Certificados de calidad.
  9. Pertenencia a redes y asociaciones nacionales e internacionales.
  10. Hechos relevantes. Resumen de novedades.

Como información complementaria:

  1. Listado de objetos de conservación, valores ecológicos.
  2. Estado de conservación. Problemas y amenazas.
  3. Medio socioeconómico.

Recursos para la gestión

Recursos humanos

Describir el personal, sus funciones y su cualificación. Las cifras se refieren al número de trabajadores a tiempo completo:

  • Personal del espacio. Número total de trabajadores.
  • Trabajadores por vinculación laboral. Diferenciando entre:
    • Funcionarios
    • Laborales
    • Contratados / Externos (también los becarios)
  • Trabajadores por perfil funcional.

Recursos materiales y equipamientos

Relación de los medios materiales (propios, cedidos o contratados) más relevantes.

Resumen presupuestario

Resumen de los medios económicos dedicados a la gestión del espacio protegido, desglosado por capítulos:

  • Capítulo I: gastos de personal.
  • Capítulo II: gastos corrientes en bienes y servicios.
  • Capítulo IV: transferencias corrientes.
  • Capítulo VI: inversiones reales.
  • Capítulo VII: transferencias de capital.
  • Otros: otras partes no asignadas a ningún capítulo presupuestario.

Además se puede incluir:

  • Presupuesto procedente de fuentes externas de financiación.
  • Presupuesto ejecutado total.
  • Inversiones efectuadas por otras entidades.
  • Presupuesto por área de gestión.

Actuaciones de gestión y resultados

Se de describir las actuaciones realizadas por el equipo gestor y los productos y servicios obtenidos.

Funcionamiento básico

Actividades del funcionamiento diario del espacio:

  1. Administración
  2. Mantenimiento y vigilancia
  3. Alquiler o adquisición de material para la gestión y servicio del espacio

Control administrativo

Parte de los esfuerzos se destinan a redactar informes, evaluaciones y planes o a la autorización de aprovechamientos y actividades.

Por lo tanto, aquí debe recogerse esa labor de los técnicos:

  • Autorizaciones e informes. Incluir los realizados en el periodo considerado, desglosados por tipos, solicitantes, objeto, resolución adoptada, etc. Incluso resumen estadístico si son muchas.
  • Infracciones y denuncias. Datos sobre el número de infracciones, tipos, estado de tramitación de expedientes en resumen estadístico.
  • Otras herramientas administrativas. Listado e inversión en:
    • Adquisición de terrenos. Permutas.
    • Deslindes.
    • Adquisición de derechos de aprovechamiento. Por eliminar derechos no compatibles con los objetivos de conservación mediante acuerdos o compras.
    • Indemnizaciones por responsabilidad patrimonial.

Gestión proactiva

Intervenciones directas sobre el medio.

Se incluirán:

  • Actuaciones que dirige el equipo técnico del espacio.
  • Actuaciones que supervisa el equipo gestor pero que promueven otras entidades implicadas en el terreno (particulares, empresas, ayuntamientos…) o provienen de subvenciones.

No se incluirán:

  • Las realizadas por organismos independientes y en las que el equipo gestor no tiene capacidad de decisión.

Para cada actuación debe incluirse una ficha descriptiva (ver foto)

Memoria gestión espacios protegidos Actuaciones

Estas actuaciones estarán clasificadas por áreas:

  • Conservación del patrimonio natural. Actuaciones dirigidas a mantener o recuperar un estado de conservación favorable de especies, hábitats y ecosistemas y los resultados obtenidos.
  • Conservación del patrimonio cultural. Tanto elementos del patrimonio como el mantenimiento de prácticas de gestión tradicionales.
  • Gestión del uso público. Relación de equipamientos de uso público. Visitas totales, procedencia, etc.
  • Desarrollo socioeconómico y mejora de la calidad de vida. Promoción de productos locales, actividades con el sector agrario, etc.
  • Infraestructuras para la gestión. Destacando las actuaciones de prevención y lucha contra incendios.
  • Mejora del conocimiento. Actuaciones de «investigación» (estudios, catálogos, inventarios, cartografías, etc.) así como de seguimiento.
  • Educación ambiental.
  • Participación social.
    • Órganos colegiados de participación. Composición y funciones, reuniones.
    • Otros procesos de participación social en la gestión. Acuerdos de custodia con propietarios, voluntariado, reuniones con empresarios, etc.
  • Comunicación. Listado de:
    • Eventos realizados.
    • Publicaciones.
    • Dosier de prensa.
    • Participación en eventos.

Otros aspectos

  • Distinciones, sellos de calidad. Los obtenidos en el año.
  • Relaciones y colaboraciones institucionales. Con referencia a convenios y acuerdos firmados.

Bibliografía

De Lucio Fernández et al. 2010. Herramientas para la evaluación de las áreas protegidas: Modelo de memoria de gestión. Serie de manuales Europarc España. (pdf)

Nota: 
Este artículo es un resumen del Tema 6 para la formación de una bolsa de trabajo de Educadores Ambientales en la empresa pública VAERSA, grupo A2, por el sistema de concurso-oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *